mad cool 2019 tinder

De repente el Mad Cool se convirtió en un busco pareja. Jesús Vázquez, en este caso, no era el presentador pero sí estaba conducido por un gayer.  Esta es mi gente era ese programa diario del “cuéntame más” en Telemadrid que dedicaba un día a la semana (creo recordar) a buscar medias naranjas. Pues bien, en esta edición la noria del festival ha girado en torno al tema tabú. Y como si del mismísimo juego de mesa se tratase, nos dedicamos a buscar sinónimos de aquello que llamáis ligar.

El clásico porque no quieres

En afirmativo. Que mientras unos sacan el pico y la pala, otros lo ganan todo a la primera, a cara lavada. Y es que el Mad Cool era un Tinder en vivo o un anuncio de Coca-Cola. Para los gallegos, para los camareros guapos, para los ojazos, para el del anillo, para las guiris, para los de la NME o para los poco Mad y mucho cool.

Anda, búscale un novio

Hay que dejar de ser indiestristes antes de que seamos carne de palco y veamos todo desde la grada como me dijo un amigo el otro día con pelazo y ex festivalero. Que olvidar todo eso va a ser como superar la ruptura de Griezmann.

Van a pasar cositas

Sin ser una Simeone de la vida loca por el devenir de la astrología, siempre he tenido alma de fichajista, que no de directora deportiva. Veo un talento físico y futbolístico –por este orden- al igual que detecto a kilómetros a las chicas que usan mi perfume. Y créanme, el ambiente está –y estaba- para que pasen cositas como diría Rubén Martín. Ojalá no pedirle a (mi) González que saque los cuchillos.

El programa con el que ha empezado todo esto estuvo tres años en antena. El mismo timing que lo que tarda en llegar la gran crisis. La del nos vamos o nos quedamos. Algunos nos quedamos bailando el Meneíto de la Rosarillo en la pista de los coches de choque. El verano está para bailar lo que nos dejen y eso vamos a hacer.

Deberes: en verano las relaciones se ahogan y en invierno se tapan con la mantita del sofá. ¡Cuidado con no constiparos!